Concluye cumbre del G20 con la mira puesta en el calentamiento global.

31 de octubre de 2021.- Los representantes de los países del G20 han emitido una declaración final que insta a una acción “significativa y efectiva” para limitar el calentamiento global a 1,5 grados centígrados sobre la temperatura preindustrial. Esto de cara a lo que será  la XXVI Cumbre de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP26) que comenzará este lunes, en la ciudad de Glasgow.

“Tenemos que acelerar la eliminación del carbón e invertir más en energía renovable. También debemos asegurarnos de utilizar los recursos disponibles de manera inteligente, lo que significa que deberíamos ser capaces de adaptar nuestras tecnologías y estilo de vida a este nuevo mundo” manifestó Mario Draghi, primer ministro de Italia y anfitrión del encuentro.

Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin, en su intervención telemática, manifestó que “reducir simplemente las emisiones no es suficiente para resolver el problema del calentamiento global” al tiempo que planteó la necesidad de “incrementar la absorción de los gases de efecto invernadero y aquí Rusia, como una serie de otros países, tiene unas oportunidades enormes”.

No obstante, más allá de las declaraciones y discursos, lo cierto es que la cumbre del G20 concluyó con pocos compromisos en lo concreto dirigidos a cumplir con la meta del año 2050.

Los países del G20 emiten anualmente el 80% de las emisiones globales de gases del efecto invernadero. 

El 12 de diciembre del 2015, más de 196 países firmaron el Acuerdo de París, en el cual todos los estados firmantes se comprometieron a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para el año 2050, fecha que, no se menciona en la declaración final de los representantes del G20. Por el contrario países como China -primer emisor de gases contaminantes- prevé fechas posteriores, específicamente después del año 2060, y otros países como Rusia o India no estiman una fecha concreta.

Tampoco se fijó una fecha concreta para la eliminación gradual de los subsidios a combustibles fósiles, manifestando solo que se esforzarán por hacerlo “a mediano plazo”.

Expertos de la ONU han señalado que, incluso si los planes actuales se lograran implementar por completo en cada país, el mundo se encamina hacia un calentamiento global de 2,7 grados, con una posible aceleración de eventos como sequías, tormentas e inundaciones.

El mundo queda a la espera de los acuerdos a los que se puedan llegar en la ciudad Glasgow, Escocia, en la XXVI Cumbre sobre Cambio Climático. Vale recordar que esta cumbre debió haberse realizado en el 2020, pero que fue pospuesta debido al Covid-19.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *